El lenguaje de los Ángeles

No olvides compartir

No existe ser humano en el mundo que esté completamente solo. Siempre, en algún momento de nuestra vida, una presencia más allá de todo razonamiento, toca a nuestra puerta.

Se dice que el puente entre el mundo que desconocemos y nuestro espíritu, entre nuestra alma y Dios, nuestro amigo, es nuestro Ángel de la Guarda.

El ángel, es un misterioso amigo que envuelve nuestro espíritu cuando más lo necesitamos, su voz es una melodía de cielos lejanos, un canto de amistad y Amor del más puro que conecta nuestra conciencia a la gran fuente que es Dios o el Universo.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado hablando con alguien en la soledad de nuestro hogar, o en el camino mientras nos dirigíamos hacia algún lado? ¿Cuántas veces un soplo de inspiración nos iluminó el rostro? Mientras buscábamos alguna solución para algún problema, hablando con… ¿nosotros mismos?? Y de repente se nos encendió esa luz interior, esa solución tan buscada. Era la voz inmaterial de un Ángel, que conoce nuestras inquietudes y atento a nuestros pasos se encarga de transmitirnos una porción de Luz, un rayo de estrellas para que veamos y logremos un determinado objetivo.

A un Ángel no se lo ve con los ojos físicos, aún cuando sean los ojos los que transmitan esa información generalmente, porque la visión espiritual no necesariamente es captada de esta manera. Cuando decimos que vemos determinadas cosas del mundo espiritual en realidad nos referimos solo una convención lógica que surge de nuestra eterna costumbre de percibir el mundo a través de la vista.

Mucha gente está convencida de que los Ángeles tienen un lenguaje en particular. Por ejemplo, vemos que existen Ángeles con nombres extraños sin traducción alguna. Sólo un ritmo de consonantes, sin ninguna vocal y con pronunciación completamente extraña. También los hay con nombres extravagantes o con reminiscencia mística y que se comunican con palabras ininteligibles, al punto de que sólo el sujeto centro de la experiencia dice poder traducir.

Hay personas que han hecho un contacto angélico, y han dicho que el Ángel habla en un idioma extraño, fuera de lo normal y no tiene referencia inmediata con ninguno de los idiomas terrestres conocidos. No tienen un lenguaje como nosotros, ya que la voz es un fenómeno físico y desde el plano en que ellos están, nuestra física no tiene validez. Pero pueden transmitir un mensaje que nuestra mentalidad decodifica de acuerdo a los valores semánticos de cada idioma original, de cada cultura y lenguaje.

Por ejemplo, decir que el nombre de un Ángel es CXRTGBNM no tiene lógica para ninguno que quiera interpretarlo. Tiene lógica para la persona que mantiene subjetivamente ese nombre o significado, pero para nadie más.

Los nombres tradicionales hebreos nos han llegado a través de la religión y cada país y cada cultura cristianizada le ha puesto la pronunciación de su propia lengua, así es como por ejemplo, Mikeiel en hebreo es Miguel en castellano, Mijail en ruso, Michael en inglés, Michel en francés, Michelangelo en italiano y así sucesivamente con todos los idiomas que lo evoquen. Pero esto no es una característica que condicione nuestra invocación, porque el Arcángel Miguel escucha a cualquiera que lo evoque sin importar si su nombre se pronuncia en castellano, francés, inglés, etc.

No es necesario estar preparado intelectualmente para establecer una comunicación angelical. De hecho, ninguna entidad espiritual verdaderamente elevada se comunicará con un ser humano para que éste no le entienda. Invariablemente, cuando se produce una comunicación con un ser elevado el mensaje es fluido, claro sin rodeos y la percepción no se realiza mediante la activación del sentido del oído. En ese momento se activa un centro energético que está en la coronilla de la cabeza que es también denominado Chacra de la corona y tiene su relación física con la glándula pituitaria, dicho centro se activa y el sonido es espectacularmente claro. Ni siquiera existe en la tierra ningún aparato reproductor de sonido que logre semejante nitidez e impresión en la memoria. Ésta es una sensación que la persona que la protagonice, jamás olvidará, así se haya escuchado sólo una sola palabra. Pues la impresión es inmensa a comparación con el sonido terrestre e impregna todo su ser.

Los Ángeles son mensajeros de Dios, por eso no importa cuál sea la religión que se practique, siempre cualquier ser sobre la tierra, podrá invocar la protección angélica sin renunciar a sus creencias ni modificarlas en lo más mínimo.

Ariel: (Su nombre significa el pequeño león de Dios)
Cuando te levantes, después de haber dormido mucho, mientras camines y te prepares para tu jornada de trabajo, ve diciendo una plegaria, mientras te prepares un desayuno, haz una oración, cuando vayas rumbo a tus quehaceres diarios, murmura una oración. Verás que el día será mejor. Algo habrá cambiado muy sutilmente.
¿Quieres tener éxito? Busca oro en el espacio. Rocía con amor todo lo que hagas. Observa la maravilla de la vida y hónrala. Y si vieras muchas cosas que no te gustan o cosas feas, inventa algo bueno y hermoso para compartir. Enséñale al mundo a compartir la riqueza comenzando tú a compartir lo bello de tu mundo interior.

No olvides compartir

La mala suerte: qué es y cómo combatirla

No olvides compartir

La mala suerte es un hecho, es decir, hay acontecimientos que nos ocurren a causa de que hemos tenido mala suerte. Ahora bien, si nos preguntan en qué consiste tener mala suerte no seremos capaces, muy probablemente, de dar una respuesta. Nos pasa como con el tiempo que, como dijo San Agustín, sabemos qué es perno no sabemos decirlo. No obstante, un poco de reflexión nos puede ayudar a definir qué es la mala suerte. Y después nos gustaría añadir un epígrafe para hablar de los modos que tenemos a nuestra disposición para combatirla. Así que sin más dilación pasamos a ello.

¿Qué es la mala suerte?

Para alcanzar un alto nivel de comprensión de un fenómeno complejo como es la mala suerte, lo mejor es un ejemplo simple, por mucho que esto pueda resultar paradójico. Así que nuestro ejemplo es el siguiente: Don Fulanito va paseando alegremente por la acera. De repente una teja de un edificio se cae y le abre la cabeza. Don Fulanito muere al instante a causa del golpe. Y decimos que Don Fulanito tuvo mala suerte. ¿Qué quiere aquí decir “mala suerte”? Quiere decir que aunque la teja pudo no haberse caído, se cayó. Que aunque pudo haber caído cuando no pasara nadie por debajo, cayó cuando pasaba alguien por debajo. Y, además, pudo haber caído sobre alguien que no fuera Don Fulanito. Y más aún: era improbable que una teja cayera. Y, a pesar de que cayera, era improbable que alguien pasara por debajo justo en el momento en el que cayó. Y aun pasando alguien por debajo, era improbable que ese alguien fuera Don Fulanito.

Esto es la mala suerte. Esta cadena de casualidades indica que, en la mayoría de los casos, se produce por causas no naturales, sino fortuitas. Estas son causas mágicas.

Cómo combatir la mala suerte

Las causas mágicas que ocasionan mala suerte pueden ser combatidas, con otra magia que contrarreste a la primera. Ahora bien, pueden ser muchas las causas de la mala suerte. Así nos encontramos con el mal de ojo, el abandono de nuestro ángel custodio, la influencia de algún espíritu maligno, el ser víctima de algún hechizo, etc. Esta multitud de causas impone una multitud de remedios. De modo que lo complicado a la hora de combatir la mala suerte es saber qué la ha causado. Una vez que sabemos esto, no es complicado combatirla utilizando el remedio adecuado.

No olvides compartir

San Malaquías: profeta y sanador

No olvides compartir

San Malaquías, cuyo nombre real era O’Morgair, era un profeta de origen irlandés. Nació en el año 1094, en la ciudad de Armagh y murió en el año 1148, en Claraval. Durante su vida fue ascendiendo escalas de santidad en la jerarquía eclesiástica. De este modo, fue primero monje, después fue ascendido a abad, más tarde a obispo de Connor y, finalmente, ascendió a arzobispo de Armagh, su ciudad natal. Fundó el monasterio de Ibrach.

En el año 1138 decidió peregrinar a la ciudad de Roma, conociendo durante el viaje a San Bernardo, de quien se hizo muy amigo. Fue precisamente San Bernardo el autor de la biografía de San Malaquías. El primero acercó al segundo al pueblo llano, gracias a que puso de relieve la humildad y la sencillez de San Malaquías. Ese mismo año completó su peregrinaje, visitando al Papa Inocente II. A la vuelta se pasó por el palacete del rey de Escocia, a quien decidió hacerle una visita de cortesía. Se dice que durante su visita curó de forma milagrosa al hijo del rey. Malaquías quiso volver a repetir esta peregrinación en el año 1148, sin embargo no pudo ser, ya que se encontraba muy enfermo. Se dice que él mismo predijo su muerte ese mismo año, para el día 2 de noviembre. Acertó.

Una de las profecías más famosas de San Malaquías es la conocida como lista de los 111 Papas. Esta lista contiene los 111 Papas que habrá antes del fin del mundo, desde el que había en la época de San Malaquías, Celestino II, hasta el Papa siguiente al actual (Ratzinger), que sería el número 111. No obstante, se ha discutido mucho sobre dos cuestiones relativas a esta profecía. En efecto, por un lado, dado que San Bernardo no la mencionó en la biografía que escribió de Malaquías, no se sabe si realmente fue una profecía dicha por este o si realmente simplemente se le ha atribuido. En segundo lugar, puesto que las profecías rara vez eran dichas de forma clara y unívoca, no se sabe si con el fin del mundo el profeta se refería al fin de la Iglesia Católica, al fin de la religión cristiana o al fin del mundo, literalmente.

Sobre Irlanda profetizó que sería oprimida por los ingleses durante siete siglos (“una semana de siglos”), aunque permanecería fiel a la Iglesia y a Dios. Liberándose posteriormente de los ingleses. En este caso, San Malaquías acertó de lleno.

No olvides compartir

Ritual para resolver problemas con los socios en el trabajo

No olvides compartir

Si estás pasando por un mal momento con tus socios en el trabajo y quieres que las cosas se solucionen pronto y a tu favor; sigue este sencillo ritual que te dará la mejor de las suertes y energías para que puedas arreglar tu problema. Recuerda que todo lo debes hacer con mcuha fe y seguridad.

Vas a necesitar

  • Una vela verde
  • Una vela marrón
  • Una vela amarilla
  • Una vela violeta
  • Un papel con el nombre de los socios y el tuyo.
  • Una cinta verde

Lo que tienes que hacer es formar un cuadro con la 4 velas, pon los colores en el orden que quieras y luego a parte dobla el papel en todas las partes que quieras, procura que te quede muy pequeño y luego amarra esto con la cinta verde. Pon en medio de las velas el papel y mientras esto se consume pide tu deseo repitiendo 3 veces esta oración: “Que… (Nombrar a los socios) y yo lleguemos a un acuerdo que no perjudique a nadie; Dios nos dé entendimiento, paciencia y espíritu de cooperación”. Finalmente solo tendrás que guardar el papel envuelto como un amuleto.

No olvides compartir

Ritual para lograr reducir gastos

No olvides compartir

Si sientes que necesita reducir los gastos y cada vez que lo intentas no lo logras, haz este sencillo ritual que te dará las mejores energías para que todo te salga como lo esperas. Recuerda que debes hacer todo con la mejor disposición y buena fe para que te salga perfecto.

Vas a necesitar

  • Tres velas violetas
  • Un cuarzo

Lo que tienes que hacer es esperar a que sea de noche y en un lugar libre y tranquilo vas a encender las tres velas violetas. Mientras esto se consume concéntrate en tu deseo, toma el cuarzo con ambas manos y di siete veces esta oración: “Que todo lo superfluo se aleje de mí, que sólo lo esencial permanezca. Seres celestiales, ayudadme a evitar lo innecesario a nivel material”.

No olvides compartir

Ritual para ayudar con una curación

No olvides compartir

Si necesitas someterte a algún tipo de curación y quieres que todo salga muy bien, sigue este sencillo ritual que te será de mucha ayuda y te dará las mejores energías para que todo te salga como lo esperas. Sigue muy bien cada paso y haz todo con mucha fe.

Vas a necesitar

  • Tres velas color naranja
  • Una foto de la persona enferma
  • Una imagen de un santo.

Lo que debes hacer es encender las tres velas naranjas ofreciéndoselas al santo elegido; mientras estas se consumen toma la foto de la persona y repite 10 veces esta oración: ¡Oh, … (Nombre del santo elegido), que se concrete la curación de…(nombrar al enfermo) para que pueda vivir en paz con el amor de los suyos!.

No olvides compartir

Flores de Bach: ¿Qué son y cómo nos pueden ayudar?

No olvides compartir

Los remedios florales de Bach o las Flores de Bach se utiliza como tratamiento alternativo o complementario que se utiliza para los problemas emocionales y el dolor en personas. Están hechas de extractos diluidos de las flores de plantas silvestres.

El doctor Edward Bach, médico y homeópata, creó estos remedios a principios del siglo XX. La homeopatía es la creencia de que el cuerpo puede curarse a sí mismo. Utiliza pequeñas cantidades de sustancias naturales como plantas y minerales para tratar el cuerpo o la mente. La idea detrás de los remedios florales de Bach es similar a la homeopatía. Pero utilizan menos materiales y no trabajan directamente sobre los síntomas físicos, sino sobre las emociones.

Bach creía que sanar las emociones negativas ayudaba al cuerpo a sanarse a sí mismo. Su sistema contiene 38 remedios que tratan cada uno una emoción negativa específica. Las emociones se agrupan en siete amplias causas psicológicas:

  • Miedo
  • Incertidumbre
  • Falta de interés en las circunstancias actuales
  • Soledad
  • Sensibilidad excesiva a influencias e ideas
  • Tristeza o desesperación

¿Dónde encontrar las Flores de Bach?

Puede comprar los remedios florales de Bach en una tienda de alimentos saludables, en internet o recibir tratamiento con un especialista o persona capacitada para utilizarlo. También algunos naturópatas, homeópatas, herbolarios, quiroprácticos y acupunturistas lo ofrecen como tratamiento alternativo.

¿Cómo se utilizan los remedios florale de Bach?

Los podemos encontrar de forma habitual en formato líquido y se suministra a través de un gotero. Podemos poner una gota en nuestra lengua o mezclar el remedio con agua y beberlo directamente. La dosis pueden variar, pero la mayoría de las personas toman varias gotas varias veces al día. También los podemos encontrar en otros formatos como cápsulas, aerosoles, cremas para la piel y sales de baño.

¿Realmente funcionan?

Muchas personas han utilizado los remedios florales de Bach para tratar muchas enfermedades, incluyendo ansiedad, depresión, estrés, trauma emocional y físico, cáncer y VIH. Aunque la investigación existente a día de hoy no respalda que puedan funcionar en todos los casos.

Los resultados son mixtos cuando se trata de si ayudan con los problemas emocionales o con el dolor. Muchas personas aseguran que se sienten mucho mejor, pero no está claro si esto es un resultado del efecto placebo. El efecto placebo significa que algo ayuda porque la gente espera que funcione.

Efectos secundarios de las flores de Bach

Los estudios realizados han llegado a la conclusión que los remedios de Bach son seguros para nuestra salud. Algunos tienen una pequeña cantidad de alcohol, así que es conveniente revisar la etiqueta si desea evitarlo.

No es recomendable tomar los remedios de Bach en lugar de un medicamento recetado por un médico.

No olvides compartir

Ritual para la protección de la salud

No olvides compartir

Si quieres sentir seguridad de que tu salud estará muy bien, sigue este sencillo ritual que te ayudará a mantener la sensación de alivio tanto físico como emocional, concéntrate muy bien y haz todo con mucha fe para tener buenos resultados.

Vas a necesitar:

  • Una vela blanca
  • Una vela amarilla
  • Un objeto personal
  • Un sahumerio
  • Un vaso de agua

Lo que tienes que hacer es encender ambas velas en forma horizonte, frente a ellas pones el vaso con agua y dentro de él el pequeño objeto. Enciende el sahumerio, relájate y haz una oración pidiendo la protección de toda enfermedad. Finalmente saca el objeto del agua y guárdalo como amuleto.

No olvides compartir

Ritual para encontrar la paz interior

No olvides compartir

Si no te sientes tranquilo y sientes esa necesidad de encontrar la paz interior, sigue este sencillo ritual que te será de mucha ayuda para lograrlo. Recuerda hacer todo con la mejor disposición y mucha fe, así tendrás buenos resultados.

Vas a necesitar:

  • Una vela azul
  • Cuatro velas blancas
  • Un sahumerio
  • Una rosa color rojo

Haz este ritual tres veces por semana en horas de la tarde.

Busca un lugar   tranquilo y alejado de todo tipo de ruido; enciende las cuatro velas blancas formando un cuadro con ellas; luego en el medio enciende la azul y pon pétalos de rosa a su alrededor, finalmente enciende el sahumerio, cierra los ojos y pide tu deseo, libérate de malos pensamientos y deja que las buenas energías lleguen a tu alma.

No olvides compartir

Ritual para lograr la superación personal

No olvides compartir

Si sientes que necesitas tener más actitud para tu superación personal y aún no logras centrarte en ello. Hoy te vamos a dejar un sencillo ritual que te ayudará a tener las mejores energías y actitud para aprovechar todas tus capacidades al máximo.

Vas a necesitar:

  • Una vela naranja
  • Una vela blanca
  • Un objeto personal.
  • Realiza este ritual dos veces por semana.

Enciende las dos velas en un lugar tranquilo y concéntrate muy bien en lo que deseas, toma la foto con tus manos y piensa en aquello que te impide realizarte como quieres, espera a que todo se consuma y carga la foto con un amuleto.

No olvides compartir